En la pacífica ciudad de Santo Antônio do Pinhal, en el interior del Estado de São Paulo, reside el paulistano Muktatman (Ricardo Arroio). Él cuenta que se convirtió en margii hace cinco años, cuando fue iniciado por Acarya Jinanananda Avadhuta, con la recomendación de su amigo – y pracaraka – Gurucaran (Gustavo Prudente). Según él, Gurucaran fue el primer margii que conoció, y fue el brillo de sus ojos que le llevó a pensar: «yo no sé lo que es, pero quiero un poco de eso también.” Este, dice, es su consejo a todos los pracarakas: «invitar con ese brillo en los ojos», porque «hace toda la diferencia a la hora de traer más y más practicantes».

Después de la iniciación, Muktatman comenzó a profundizar su comprensión de lo que es el Tantra, lo que le llevó a un gran cambio de vida. En la época, trabajaba con manejo y producción de grandes eventos, pero con la práctica de la meditación, empezó a sentir la necesidad de frecuentar programas de desarrollo humano. Acabó convirtiendo eso en su trabajo actual. «Después de que empecé a meditar, un millón de cosas sucedieron, liberé mucho mi potencia en el mundo, y por eso estoy muy agradecido a ese camino», dice.

Hoy, utiliza los conocimientos y herramientas del Tantra en diversas formas de pracar, como en sus formaciones y consultas de coaching, en el Programa Ser (enfocado en la salud integral) y en el trabajo con la ONG Wyse International http: //www.wyse-ngo (que realiza entrenamientos de liderazgo para jóvenes de diversos países del mundo). También usa sus conocimientos para enriquecer los proyectos de Ananda Marga, como en los encuentros voluntarios que condujo junto a las educadoras de las jardines infantiles de Avadhutika Ananda Jaya Acarya, en São Paulo, SP, Brasil http://amurtsp.org/.

Entre todas sus formas de pracar, una de las más utilizadas es la alimentación. Se lleva la comida sutil para los eventos culinarios que promueve, los programas que desarrolla (como los del Ser y del Wyse) y para proyectos educativos, como el innovador «Culinaria y Meditación», que desarrolló en la Lumiar Internacional, escuela de la ciudad donde vive.

La cocina entró en su vida como herencia de la familia y de su tiempo trabajando en restaurantes en Australia. Si antes siempre cocinaba con ajo y cebolla, después de conocer Ananda Marga y renunciar a estos condimentos, conoció un nuevo universo de sabores, colores y olores. «Percibí la diferencia que hace en mi digestión» dice.

En todos los lugares que cocina, explica por qué no utilizar ajo y cebolla. De esta forma, tiene la oportunidad de divulgar algunos aspectos de la filosofía de Shrii Shrii Anandamurti. Para apoyar su argumento, explica que otras líneas espirituales tampoco consumen estos condimentos, como los vaisnavas (hare krsnas), y los practicantes de la medicina tradicional china.

«La gente se encanta porque logran percibir que es posible hacer una alimentación sutil sin renunciar al sabor, sino explorando nuevos sabores. Como para mí la alimentación es una pasión, ella termina siendo una puerta de entrada para hablar sobre meditación, sobre el camino devocional, y sobre la práctica. Si yo fuera a enumerar mi principales formas de hacer pracar, diría que la principal es a través de la comida «.

Receta Arroz Tailandés

Ingredientes:

1 taza de arroz aguja (grano largo)

1 taza de agua de coco

1 taza de leche de coco

2 hojas de limoncillo (cymbopogon citratus)

Media cáscara de limón rallado

Jugo de medio limón

Sal a gusto

Modo de preparación:

Lavar el arroz y dejar escurrir.

Acomodar las hojas de limoncillo en el fondo de una fuente refractaria, para facilitar la remoción cuando esté listo.

Agregar el arroz lavado, el agua de coco, la leche de coco, el jugo de limón y la sal.

Mezclar bien y probar para corregir la sal, si es necesario.

Esparcir las ralladuras de limón y no mover.

Cubrir la fuente con papel de aluminio y colocar en un horno calentado a temperatura mediana (200 ° C) durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que el líquido se seque.

Retirar del horno aún cubierto, y dejar reposar por 15 minutos, para que el arroz quede más suelto.

Retirar el papel de aluminio, las hojas de limoncillo y servir.

Observaciones:

Puede utilizar cualquier tipo de arroz (basmati, jazmín, integral, etc). Dependiendo del tipo de arroz, la proporción de líquidos puede variar.

Si hace la receta en gran cantidad, el tiempo de cocción puede variar.

Sugerencia de guarniciones:

Legumbres al curry o moqueca vegetariana.

 

¿Desea recomendar un #pracarakachef? Escriba a journal@d4all.org

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here